servicio tecnico  
De 9 a 20h - Sáb. de 10 a 13h
 Inicio    Atención al cliente   Delegaciones   Marcas Gestionadas   Solicitar Asistencia  
 
 
SONY | CANON | SAMSUNG | OLYMPUS |PANASONIC | KODAK | JVC | TOSHIBA | NIKON | HITACHI | POLAROID | SABA | SHARP | SANYO | THOMSON
 
 

Recomendaciones

Un mal funcionamiento de las instalaciones de aires acondicionados puede provocar numerosos problemas de salud como tos, mareos, nauseas, problemas respiratorios, etc. Debido a sus espacios cerrados como serpentines, bandejas de condensados, cañerías de desagües, etc. privados de luz a temperatura estable, con humedad y suciedad provocan el crecimiento de bacterias patógenas, hongos y virus, y se transmiten fácilmente mediante los conductos. 

Es por tanto imprescindible limpiar periódicamente los conductos del aire y los equipos de aire acondicionado. En la actualidad existen modernos sistemas para ello, introduciendo vehículos dotados de una cámara fotográfica digital automática, comandada por radio control que realiza una inspección previa a la limpieza. El robot cuenta con una sonda propulsora que aspira el polvo, el cual es sometido posteriormente a análisis en laboratorio. Luego los conductos del aire son higienizados mediante procedimientos de aspiración, sopleteo con inyección de aire comprimido y cepillado, eliminando la suciedad. Una vez concluida la limpieza se introduce nuevamente el robot para inspeccionar el estado final del sistema. 


El ajuste práctico de la carga de gas refrigerante en cualquier sistema mediante el ajuste del recalentamiento a la salida del evaporador o midiendo la presión para ver la temperatura de evaporación y determinar si hay o no gotas de liquido evaporable a la salida del evaporador en el tubo de aspiración. 

Fórmulas generales para el ajuste de la carga: 

- Carga de gas en peso óptimo, hay que hacer vacío del sistema y mediante una bascula o una columna graduada pesar exactamente la carga. 
- Manómetro y termómetro: procedimiento más práctico especialmente en equipos de aires acondicionados de tipo doméstico. Hay que colocar ambos aparatos en la línea de aspiración, con el manómetro mediremos la temperatura de saturación del vapor del refrigerante y con el termómetro la temperatura real del sistema refrigerante que va por dentro hacia el compresor. 
- Dos termómetros: la carga se ajusta mediante la colocación de dos termómetros de contacto. 

Apague los equipos de aire acondicionado cuando no estén en uso. Ubique de tal modo que les dé el sol lo menos posible y haya una buena circulación de aire.  Desconecte el equipo de aire acondicionado cuando no haya nadie en casa o en la habitación que esté climatizando y utilice mecanismos de ahorro energético que las nuevas tecnologías ofrecen cuando no hay nadie en las habitaciones (sensores).

Regule adecuadamente la temperatura de la estancia, mantegala entre los 22º y los 25ºC. Según aumente la humedad será necesario reducir la temperatura para mantener la misma sensación térmica. La temperatura recomendada en los meses de verano es de 25º C. Una diferencia con la temperatura exterior de más de 12º C no es saludable y cada grado que disminuya la temperatura estará consumiendo un 8% más de energía. 

Cuando encienda el equipo de aire acondicionado, no ajuste el termostato a una temperatura inferior a la deseada: no enfriará más rápido y resulta un gasto innecesario de consumo eléctrico. Haga uso de funciones como el “Modo powerful”, que consigue enfriar o calentar de forma rápida la temperatura si ésta es demasiado alta o baja. 

Utilice en su casa un buen aislamiento para evitar pérdidas de energía. Una vivienda bien aislada y acondicionada térmicamente, garantiza un menor gasto energético todo el año. Instalar toldos, bajar persianas o correr cortinas son métodos eficaces para reducir el calentamiento de nuestra vivienda ya que impiden las radiaciones directas del sol. 

Ventile la casa en las horas de menor calor (primeras horas de la mañana y durante la noche) para evitar un calentamiento excesivo en las horas punta del día, donde se registran las mayores temperaturas. Mientras la unidad esté funcionando, evite abrir puertas y ventanas. 

Bastan 10 minutos para ventilar una habitación en condiciones normales. 

El mantenimiento de los equipos y la limpieza son esenciales para su funcionamiento óptimo. Los filtros de aire sucios afectan el funcionamiento y consumen energía. Límpielos una vez cada dos semanas o, como mínimo, una vez al mes. 
Instale un termostato si su unidad de aire acondicionado no lo tiene incorporado (ver en su mando a distancia) o si no proporciona información precisa sobre la temperatura. Evite que el termostato o mando esté próximo a fuentes de calor como bombillas, radiación solar, etcétera.

¿Qué tipo de refrigerante es el R410A? 

El R410A es una mezcla al 50% de R32 y R125. Sus componentes en el R410A son inofensivos para la capa de ozono. 
El ODP (Potencial de destrucción del ozono), del R410A es = 0.  El del R22 es = 0,055. 
El GWP (Efecto invernadero directo) es de 1740, prácticamente igual que el del R22 que es 1700. 
El rendimiento en climatización con R410A es superior al que alcanzamos con R22. 
Las presiones a las que trabajamos con R410A son entre un 50% y un 60% más altas que las de R22. 

Ventajas del R410A: 

El ODP = 0, no daña la capa de ozono. (ODP del R22=0,055) 
El rendimiento con R410A es similar al de R22 en condiciones normales. Para altas capacidades y bajas temperaturas, el rendimiento del R410A es sensiblemente superior al del R22. 

Desventajas del R410A: 

Las presiones a las que se trabaja con R410A, son 1,6 veces mayores que las de R22.

Cálculo potencia / Cálculo frigorías

Superficie a refrigerar (m2)  / Potencia de refrigeración (en Kw) 

m2        Kw 
9-14       1,5 
15-20     1,8 
20-25     2,1 
25-30     2,4 
30-35     2,7 
35-40     3,0 
40-50     3,6 
50-60     4,2 

En caso de habitaciones muy soleadas o áticos se deben incrementar los valores en 15%

Consejos para instalar un aire acondicionado

Este es un elemento que se está haciendo indispensable en los hogares actuales. Empezó trabajando para enfriar el aire del salón en verano y ha acabado calentando también la casa en invierno. Por ello es imprescindible elegir bien ya que este electrodoméstico es de los que más electricidad gasta. 

Hay que tener en cuenta el tamaño de la habitación que se quiere enfriar. Si el local es demasiado grande, el equipo trabajará en exceso sin lograrlo y acortará la vida media del compresor, aparte del gasto energético inútil que conlleva. Si el local es demasiado pequeño, el enfriado lo hará por ciclos, encendiéndose y apagándose cada cierto tiempo acortando la vida de la mecánica interna del aparato y multiplicando el gasto energético en los arranques de cada una de estas paradas. 

Conviene encontrar el tamaño preciso para que no haga estas paradas improductivas ni trabaje al cien por cien durante todo el día. Para esto se ha desarrollado la tecnología Inverter, que consigue alcanzar la temperatura deseada en un espacio corto de tiempo y lo mantiene a media máquina. Para conseguir un funcionamiento ideal es oportuno que tenga la posibilidad de programarlo a ciertas horas o por lo menos de desconexión automática. 

 

 

 
solicite asistencia
 
bolsa empleo
 
 
marcas embalaje
 
Servicio en Almería, Granada, Sevilla, Oviedo, Barcelona, Madrid, Valencia, Alicante, Palma de Mallorca, Murcia
.
Eurogestión España
Sitemap  
Esta web utiliza cookies. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso Más información